15 julio 2017

El ensueño al terminar el día

Que placer sentarse al aire libre, al atardecer y saborear de la fumada de un buen puro, tras una jornada llena de avatares, prisas y demás condicionantes del día a día.
Placer incomparable, relajante, seductor, que te permite evadir a las más altas instancias de la existencia.